.

Preferidos por aristócratas argentinos que siguiendo los dictados de la moda europea veían a la arquitectura francesa de principios del Siglo XX como lo más "chic", renombrados profesionales galos incrementaron el rico y cada vez más extinguido Patrimonio Arquitéctonico Argentino. Erigieron magníficos palacios de L´ École de Beaux Arts, del Neobarroco y Neclásico franceses, pero también dejaron numerosos cines y teatros, casas de renta, petíts hotels y viviendas unifamiliares. Este es su blog de Homenaje.

Hemos incluido también a arquitectos que no nacieron en Francia, pero se formaron allí y su estilo es de neta escuela francesa. También, a modo de referencia, hay algunas obras de algunos autores en Francia.

Préférés par les aristocrates argentins qui suivaient la mode européenne en point d’élégance au commencement du XXe siècle, plusieurs architectes français à juste titre renommés augmentèrent le riche patrimoine architectural argentin, aujourd’hui malheuresement en train de disparaître. Ils construirent des magnifiques palais dans le style beaux-arts, néobarroque et néoclassiques français, en plus que de nombreux hôtels, cinémas, théâtres, maisons de rente, chalets, résidences et petits hôtels.Voici un blog en leur honneur. Nous avons ajouté les noms d’architectes qui n’étaient pas français de naissance, mais dont l’œuvre après une formation professionelle obtenue en France répondait à un sentiment nettement français.

AQUI SE RETRATAN TAMBIEN ALGUNAS OBRAS EN URUGUAY, BRASIL Y EN FRANCIA, COMO REFERENCIA DE LOS TRABAJOS DE ESTOS ARQUITECTOS EN SU TIERRA NATAL O EN EL RESTO DE SUDAMÉRICA.

Autores: Alejandro Machado y Fabio Perlín

ESTE BLOG FORMA UNA PARTE DE UNA RED DE HOMENAJES A MAS DE 70 ARQUITECTOS, INGENIEROS Y CONSTRUCTORES EUROPEOS Y ARGENTINOS QUE ACTUARON EN EL PAIS ENTRE 1890 Y 1940.
Autores: Alejandro Machado y Fabio Perlin
Contacto: alejmachado@gmail.com / archivoperlin@gmail.com

viernes, 28 de diciembre de 2012

Arquitecto Enrique Chanourdié / Caseros, Pcia de Buenos Aires / Edificio para la Escuela Militar y de Aplicación de Artilleria e Ingenieros (1904) / con la colaboración del Arquitecto Edouard Stanilas Louis Le Monnier / NO CONSTRUÍDO

Fotos:Archivo Cedodal

El Ministerio de Guerra es el promotor y organizador del Concurso de los proyectos para las nuevas construcciones militares, siendo el primero que la Sociedad Central de Arquitectos realizado con el flamante Reglamento para Concursos que fuera estudiado por los arquitectos Carlos Nordmann y Joh.J Doyer a pedido del Presidente de la S.C.A, Alejandro Christophersen.
El programa prevee una Escuela Militar para 300 alumnos divididos en tres años, más una Escuela de Aplicación de Artillería e Ingenieros para 80 oficiales alumnos, divididos en dos años.
Tengamos en cuenta que la primera Escuela Militar de la Nación se ubicó primitivamente en el Caserón de Rosas siendo trasladada en 1892. 
Habrá también tres viviendas para los directores y subdirectores, que pueden o no formar parte del proyecto de la Escuela y podrán ser tratados en diferentes estilos.
Se hace referencia a la magnitud del terreno, pero que el edificio sería edificado sobre una loma.
Finalmente se le da a cada autor del proyecto la total libertad de crear una escuela con los últimos adelantos técnicos y de la manera que el proyectista desee.
El ganador del proyecto es el arquitecto Enrique Chanourdié que lo realiza en colaboración con el arquitecto Eduardo Le Monnier, bajo el lema "Caseros".
Finalmente sólo llega a colocarse la piedra fundamental, lo que traería ácidos comentarios por parte del ganador de la obra, a la sazón, director de la Revista de Arquitectura.
Desde allí expresaba.......


"......que el Ministro Ricchieri firmó otro contrato para construírlo en Caseros, donde se colocó la piedra fundamental para entretenimiento de futuros naturalistas y arqueólogos, pues ahí quedarán los documentos que hacen fé de esa ceremonia durante siglos y siglos probablemente, todo por que un ministro iniciador se fue, y otro, que no era iniciador, lo sustituyó (...) sería fácil demostrar que con lo que se lleva gastado en proyectos, Concursos, publicaciones, licitaciones y en reformas al actual caserón ocupado por el Colegio, podría haberse ejecutado, por lo menos a medias, un nuevo edificio". (1)


(1) Revista de Arquitectura N°36
Marzo 1906.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada